Cinque Terre: qué ver, consejos prácticos y locuras varias

Cinque Terre maravilloso lugar

Si como yo habéis quedado fascinados con la belleza de las imágenes de esas “cinco tierras”. O “Cinque Terre”, que circulan por las redes, y estáis pensando en conocerlas “in person”, os lo confirmo: es cierto. Es un lugar increíble, o al menos a mí (y creo que no soy fácil de impresionar), me fascinó.

Hoy os relataré la forma en que yo conocí aquel lugar. También daré algunos consejos prácticos u opiniones personales basadas en mi experiencia.

Un viaje al alcance de todos los bolsillos

Primero que nada decir que creo que mi forma de viajar está al alcance de todo el mundo. No viajo con lujos ni mucho menos. Pero si alguna vez me quiero dar un capricho asequible a todos los mortales (véase comerme un helado en la Fontana di Trevi), pues me lo doy, obviamente.

Bien pues mi viaje empezó con un vuelo de Valencia a Pisa. Así que si voláis desde cualquier otra ciudad al lugar que rima con Pizza, no os podéis olvidar de comeros una delante de la Torre. Es broma, quiero decir que si voláis a Pisa pues igual os puede ir bien mi planning para ir a Cinque Terre.

Cinque Terre
La Torre Eiffel… (es broma).

Primera parada Pisa

Yo llegué por la tarde-noche, y como no conocía Pisa, pues me pillé un B&B. Bed&Breakfast, cama y desayuno, para los de la LOGSE (como yo). No voy a explicar en cuál me alojé porque no me han pagado suficiente como para hacerles propaganda.Así que simplemente reseñar en este punto que en muchos B&B italianos. O por lo menos en los que yo he estado últimamente y en varios más que he consultado. No hay recepción a partir de cierta hora. En algunos no hay recepción nunca. Y en muchos casos son o chalets o apartamentos remodelados para convertirlos en una suerte de hoteles.

Este de pisa era un chalet y estaba de puta madre. Por la mañana pude disfrutar de una “colazione” (el desayuno), al solete en el jardín y oye, estas son cosas que no se compran con dinero (aunque en este caso sí, 30 euros la noche alojamiento y desayuno). Pues eso, que normalmente os va a tocar llamar por teléfono para que vayan a daros las llaves y todo el rollo, así que tened esto en cuenta para prepararos unas frases o algo porque si no tenéis ni idea de italiano, me parece que los gestos por teléfono no los van a entender.

Una ciudad con mucho encanto

Esa noche aproveché para conocer la ciudad y sí, comerme un trozo de pizza bajo la Torre de Pisa (tenía que hacer la rima) y a la mañana siguiente cogí un tren para Cinque Terre. No os preocupéis por perderos en Pisa. No es tan grande. Yo fui caminando del aeropuerto al B&B y del B&B a la torre y realmente fue un paseo. Vale que estoy acostumbrada a caminar, pero vamos que creo que nadie tendrá problemas con eso, de todas formas si no os mola mover el culo preguntáis porque hay un autobús que te lleva a la Torre, así que fuera problemas.La estación de tren también está muy cerca del aeropuerto, pero como digo, si sois unos vag@s o no tenéis tiempo también hay un bus que enlaza ambos lugares para que no perdáis vuestro tren a Cinque Terre.

Cinque Terre



Cinque Terre: el paraíso

Pues eso, que al día siguiente cogí el tren para Cinque Terre. Si vais sobrados de pasta o encontráis una ganga os la podéis jugar a alojaros en uno de los cinco pueblos: Monterosso, Vernazza, Corniglia, Manarola y Riomaggiore. Yo me alojé en Levanto, que queda un poquito al norte del primer pueblecillo si vienes de arriba (Monterosso), pero que está súper cerca y además te permite visitar también este pueblo y los que están hacia el norte, así como encontrar un alojamiento más barato.

No recuerdo exactamente pero creo que en Levanto estuve del viernes al martes, es decir, cuatro noches-cinco días incluyendo desayunos en un apartamento todo para mí: con cocina, habitación, cuarto de baño y balcón (justo delante del cuartel de los Carabinieri, estaba de lo más entretenida) por creo que fueron 160 euros, unos 40 euros la noche. Me he alojado en sitios más baratos, pero para el lugar en el que estaba pienso que es un buen precio y probablemente si lo elegí fue porque era el más económico jajajajaja.

Cinque Terre

Opciones para visitar Cinque Terre

Bien, a partir de aquí para visitar Cinque Terre hay varias opciones. Podéis ir en barco, pero como no lo hice no voy a hablar de ello, y os vuelvo a remitir a Google. Yo el primer día recorrí los cinco pueblos andando. Bueno, realmente hice un intento de correr. Pero si vais a ir con esa idea debéis saber que, al menos cuando yo fui, algunas de las rutas están bastante masificadas. Con lo que no resulta muy agradable el trotar teniendo que parar cada dos minutos porque al niño de delante de ti no le da la gana de subir unas escaleras. O porque hay un hombre ahogándose en una cuesta. Así que paciencia y a disfrutar del paisaje con calma. Bien sea corriendo, andando o comiendo un helado. Como podáis y simplemente os surja en cada momento.

Consejos prácticos

En este punto reseñar como dato práctico que os van a cobrar 7 euros (al menos cuando yo fui). Pero vamos, que os van a cobrar por el trekking de Cinque Terre. Podéis elegir pases de varios días etc. etc. Yo hablo de lo que hice, y el trekking de un día eran siete euros. Realmente me da risa que te cobren por caminar. Algo irónico cuando he llegado a pagar más de 40 euros por correr por el monte jajaja. Pero bueno, supongo que de alguna forma se tiene que mantener el parque.

Así como tampoco voy a quejarme de la masificación (por el día sí lo está, por la noche hay pueblos que parecen fantasmas y mola). Porque probablemente si no fuera por lo popular que se ha vuelto, yo también me habría perdido lo maravilloso de este lugar. Es algo así como lo que me sucede con Venecia, que suelen decir que o la amas o la odias. Y yo la amo mucho.

Más recomendaciones prácticas para Cinque Terre

Pues eso, que también hay pases que incluyen el trekking, el barco y el tren, y si tenéis pensado hacer bien las cosas, lo mejor que vais a poder hacer es escoger uno de estos. No puedo dar más datos porque yo voy un poco loca por la vida y no lo hice.  Pero sí puedo deciros que no os fiéis de que nadie paga en el tren entre los pueblecitos. Yo pensaba que así era porque nunca venía el revisor y justo el día que dije “yo no pago más”.  Al revisor le dio por decir que no estaba muerto, que estaba de parranda y aparecer por el tren.

Conseguí salir del paso con un billete viejo.  Con lo que mi conclusión es que os saquéis un billete un día. Para al menos tenerlo por si aparece el revisor fantasma y podérselo colar. Pero como decir esto no queda muy bien, mejor no os fiéis y pagad el billete. Otra cosa que no tenéis que hacer es meteros en un tren de los de alta velocidad con un billete de un tren normal. Porque ahí sí que la cagas y no hay nada que cuele. Creo que doce euros y pico de suplemento me hicieron pagar. Así que esa noche me quedé sin mi cena “de lujo” con vistas al mar en la terraza de Vernazza.

Cinque Terre

Disfrutando de un trekking “para todos los públicos”

Bien, así como os digo, podéis visitar los cinco pueblecitos haciendo trekking. No es muy pesado, pero si no estáis acostumbrados a andar igual se os puede hacer largo. Y en ese caso recomiendo que hagáis solo alguno de los tramos. Os recomendaría el de Monterrosso a Vernazza. Yo lo hice todo e incluso me perdí entre Corniglia y Manarola. Y acabé llegando al pueblecillo por entre las viñas y haciendo un poquito de trail running. Y es que “todos os caminos llevan a Manarola”. Pero repito que no soy una buena referencia para estas cosas de la montaña. Porque me tiro por cualquier camino.

Cinque Terre

Maravillosa Vernazza en le Cinque Terre

Personalmente, yo recomendaría conocer los pueblecitos a pie por el día y tomar el tren por la noche para tener las dos perspectivas. Pues es lo que yo hice, pero esto ya va a gustos. También en cuestión de opiniones personales, yo me enamoré de Vernazza (creo que fui todos los días dos veces). Pero hay quién dice que Manarola es preciosa.

Supongo que la belleza es subjetiva, y en este rincón del mundo tenéis para subjetivizar un buen rato. Os recomiendo que no os perdáis el atardecer (en el pueblecito que elijáis) porque es un espectáculo de la naturaleza increíble desde este escenario. Si vais a hacer el trekking tened en cuenta que siempre hay algún tramo cerrado y os tocará coger algún sendero alternativo. E incluso el tren (por ejemplo la Vía del Amor entre Corniglia y Manarola muchas veces está cerrada por obras. Yo la encontré cerrada).

Cinque Terre

Como creo que ya me he extendido demasiado, simplemente terminaré reseñando que tengáis en cuenta mirar muy bien dónde os sentáis a comer o a cenar. Personalmente, como viajé sola, encontré mucho más gratificante el comprarme una porción de pizza y una cerveza. Y después sentarme a comer en una especie de “playa” que hay en Manarola que el comer en un restaurante de postín. Pero obviamente todo depende del tipo de viaje etc. Y hay restaurantes espectaculares por todos los pueblos, pero se trata de un lugar tan turístico que ya sabéis lo que pasa.

Cinque Terre
Vernazza al atardecer.

No te olvides de Portovenere y Sestri Levante

Si vais a viajar durante una semana o algo así y queréis visitar otros lugares cerca de aquí, os recomiendo lo que yo visité: Portovenere y Sestri Levante. Para llegar a Portovenere desde Cinque Terre tenéis que coger el tren a la Espezia. Y de ahí sacar un billete de autobús que en un rato os lleva hasta Portovenere. Sacarlo en el quiosco de la estación porque en el mismo bus siempre os van a cobrar muchísimo más.

Cinque Terre
Portovenere.

Desde Portovenere también tenéis la posibilidad de ir a Lerici en barco. Pero esto ya no lo hice así que hasta aquí puedo leer. En cuanto a Sestri Levante, sólo decir que la Bahía del Silenzio es espectacular. Y la recomiendo muchísimo. No daré más detalles porque es algo que hay que vivir en primera persona.

Cinque Terre
Bahia del Silenzio.

Y nada, sólo quería escribir un artículo hablando de los trenes de Cinque Terre. Al final he terminado haciendo un diario de viaje completo, así que corto ya. Hasta la próxima entrega de consejos de andar por “el mundo” y por supuesto, no olvidéis que…

Vivir es lo único urgente”.

Si queréis conocer algunos relatos ambientados en Cinque Terre podéis hacerlo en este enlace.