Feliz San Valentín y Feliz Martes 13

Vistas de Pan de Azúcar

Mañana es San Valentín. En esta fecha parece que sólo se pueden hacer dos tipos de publicaciones: 1. Las de las parejas que se cagan en el simbolismo material de este día y dicen con la boca grande “que el amor se demuestra todos los días” pero al final inundan las redes con fotos de cenas bonitas y ramos de flores (yo lo he hecho). 2. Las publicaciones cómicas medio en broma/medio en serio de los que estamos solteros.

Y como a mí me gusta dar por saco e ir un poco contratempo, quería hablar del amor. Un tema complicado éste ¿eh? No creo que deba ser un tema vetado para los solter@s. Nosotros también sentimos ¿no? Termino de leer un artículo que ha compartido una amiga. Cito la última parte, del texto de Coral Herrera:

“El amor no puede ser una eterna carencia o un sueño imposible, sino una energía que flota en el ambiente cuando eres feliz, cuando tienes mucha alegría de vivir, cuando tienes ganas de disfrutar de la vida, cuando no necesitas tener una pareja para ser feliz.”


Esto es algo a lo que ya he comentado en otras publicaciones, y si habéis leído “Vivir es lo único urgente” habréis visto también que para mí el amor no puede ser otra cosa que no sea libre y esto es: tener la libertad de elegir como queremos elegir el amor (si es que queremos elegirlo). Para mí el amor tiene forma de canción, pero siempre es una música positiva. El amor es esa voz alocada que te dice que la historia más increíble (que no significa sufrir, porque en el amor no debe haber sufrimiento) puede ser la tuya. El amor es valiente, pero no porque sea dolor (el amor nunca duele y si duele no es amor). Es valiente porque aunque te hayas pegado 3000 piñazos tienes ganas de volverlo a intentar, porque con cada caída tienes más claro lo que quieres, lo que mereces y que no estás dispuesta a aceptar otra cosa. El amor es también cuando te dicen “estás sola porque quieres” y tú respondes que sí, pero lo haces con una sonrisa porque tienes muy clara la meta.

El amor siempre suma. Y si no suma, no es amor.

El amor no es sufrimiento por mucho que os digan que sí. El amor no es aguantar. El amor puede ser lucha, pero no entendido como un enfrentamiento de fuerzas, sino como la suma de ellas hacia el crecimiento mútuo… El amor es atreverse. Atreverse a ser feliz. Atreverse a compartir tu felicidad (que no a necesitar a nadie para encontrarla porque ya la tienes, eres tú mism@). Atreverte a sonreír y a confiar y entender de una vez por todas que quizá sí, quizá este sea el momento de ceder otro boli en tu historia… y no porque te falte color, sino porque, aunque tu cuaderno está precioso con sus matices azules, de repente te has dado cuenta de que te encanta el verde, o como dice una frase preciosa: “ámate tanto, tanto, tanto a ti mism@ que no te quede más remedio que regalar tu amor a los demás, pero no porque te falta, sino porque te sobra…”.

Feliz San Valentín y Feliz Martes 13.

 

Nuestro propio cielo

Aprender a volar solas

Creo que la mayoría de relaciones sentimentales fracasan porque las personas no saben estar solas. He pasado varios años de mi vida intentando encontrar la felicidad en otras personas. Para terminar dándome cuenta de que siempre había estado dentro de mí.

Es necesario aprender a estar solas

Me he planteado que era egoísta al dejarlo todo y a todos para dedicarme tiempo a mí misma. Y finalmente he llegado a la conclusión de que no es así. Egoísta es cargar a las espaldas de otro nuestras inseguridades y nuestros miedos. Nuestras culpas, o nuestros demonios. El camino fácil es acusar a otros cuando hemos dejado de ver el horizonte.

Así que definitivamente creo que para poder querer y ser felices con alguien. Si este es el camino que decidimos escoger. Tenemos que aprender a caminar solos y solas, querernos mucho, reírnos de nuestras inseguridades, perdonarnos y crear nuestro propio cielo.

Así y sólo así podremos volar con alguien en busca del horizonte.

Algunas frases sobre estar solas y solos

“Ni el amor es una jaula, ni la libertad es estar solo. El amor es la libertad de volar acompañado. El verdadero amor es dejar ser sin poseer. “

“Y una cosa puedo jurar: Yo, que me enamoré de tus alas, jamás te las voy a querer cortar”

“Y cuando en las mañanas nadie te despierta. Cuando en las noches nadie te espera. Y cuando puedes hacer lo que quieras. ¿Cómo le llamas a eso? ¿Libertad o soledad?”

Si te gustaría conocer más artículos sobre libertad, soledad, felicidad, motivación, ilusión… Y en definitiva, sobre vida y sobre la suerte que tenemos de estar vivos. Revisa en este enlace más artículos relacionados que seguro que te ayudarán a recordar eso que tanto me gusta decir. Que “vivir es lo único urgente”.

“Vuela”

Paisaje maravilloso desde el puerto de Vernazza

La joven Anabella llevaba un rato sentada en aquellas majestuosas rocas frente a la costa. Ante ella el mar y el horizonte se extendían formando una estampa increíble para cualquier retina. El resto de personas que estaban a su alrededor habían tenido que pestañear dos veces para poder admirar el magnífico espectáculo que era un atardecer en Vernazza, pero Anabella permanecía impávida ante aquel fenómeno, como si aquello no fuera con ella. Como si su corazón fuera incapaz de asumir tanta belleza. En su mano una carta sin abrir. Finalmente se armó de valor y lo hizo. Al pie del folio, que en aquel momento le pareció gigante, sólo una palabra:
“Vuela.”
Y una firma:
“Mamá.”

Entonces lo entendió todo


Anabella había viajado cientos de kilómetros desde el sur de Italia para poder abrir aquella nota. La nota de despedida de su madre en el pueblo que la vio crecer. Anabella pensaba que ésta se había marchado de este mundo totalmente decepcionada con su modo de entender la vida, con su modo de ser libre, con sus ganas de volar. En aquel instante un pájaro surcó el cielo y Anabella por fin comprendió todo.

Aquella tarde entendió que un atardecer también puede ser el principio.

Algunos fragmentos de poesías de Eugenio Montale sobre Cinque Terre y sobre Vernazza:

“Io per me amo le strade […] Le viuzze che seguono i ciglioni, discendono tra i ciuffi delle canne e mettono negli orti, tra gli alberi dei limoni”.

[…] “E i sensi di quest’odore / che non sa staccarsi da terra
e piove in petto una dolcezza inquieta.
Qui delle divertite passioni per miracolo tace la guerra,
qui tocca anche a noi poveri la nostra parte di ricchezza
ed è l’odore dei limoni.”

“Dal porto di Vernazza le luci erano a tratti scancellate

dal crescere dell’onde invisibili al fondo della notte.”

Y si quieres leer más historias ambientadas en las preciosas Cinco Tierras te las presento para que puedas pasar un buen rato.