Pan di Zucchero y Porto Flavia

Pan de azúcar

Por contra a lo que pueda parecer, ya que me mola escribir y esas cosas, no soy una viajera muy “previsora” y con Pan di Zucchero ha pasado lo mismo. Mis decisiones sobre futuros destinos responden a un algoritmo bastante básico: me gusta una foto o una historia, busco el lugar en el Maps y me pongo en marcha (y por eso muchas veces termino con el coche enfangado o perdida a pie en lugares en los que nunca hubiera tenido que meterme). Hoy tenía pensado visitar Pan di Zucchero (Pan de Azúcar en español, aunque el nombre original es Concali su Terràinu) y también Porto Flavia, pero después de pasarme dos horas intentando encontrar la impresionante vista del Cargadero de Porto Flavia, mi inteligencia avanzada ha deducido que si no le ponía un motor y un flotador XXL al Micra me parece que no íbamos a llegar, porque solamente se podía acceder desde el mar (y no, aquí no hace todavía calorcito para nadar ni tampoco tengo amigos sardos con barco xD).

Pero este lugar tan impresionante ha llamado bastante mi atención y he decidido buscar algo de info. Y escribir algo, por si en algún momento alguien decide visitar este lugar, u oye, simplemente por si os apetece conocer algunas curiosidades del territorio tan fascinante que me ha bastado un par de días para intuir, es el sur de Cerdeña:

❗Pan di Zucchero:

Pan de Azúcar es un escollo o farallón que llama la atención de cualquiera visto desde lejos. Se trata de un trozo de tierra que se desprendió del monte Nai y tiene nada más y nada menos que 133 metros de altitud. Cuenta con dos arcos naturales y en veranito (o si tienes la suerte de tener un barco, cuando te de la gana) se puede cruzar uno de ellos e intuyo también que pasar por dentro de ahí debe ser increíble. La roca es caliza y se originó por la erosión del mar (es decir, así se separó de la tierra).

Pan di Zucchero

❗Porto Flavia:

Cerdeña es tierra de minas y mineros. Porto Flavia nació para intentar solucionar el problema del transporte de las explotaciones mineras desde la parte oeste de Cerdeña. Hasta el nacimiento de Porto Flavia el transporte se hacía con barcos de vela pequeños (y explico que aquí hace un viento que te cagas, o al menos hoy, me río yo del Cierzo xD) distribuyéndose las cargas en diferentes puntos, pero gracias a Porto Flavia se consiguió mejorar las cargas en tamaño y velocidad. Pero es que la ubicación no es casual, ya que el ingeniero que diseñó el túnel tuvo en cuenta que el Pan de Zucchero tapaba la fuerza del viento Maestral y por tanto ese era el lugar perfecto para ubicar un cargadero. La mina se cerró en el 64 y desde el 99 se realizan visitas y tours guiados. Y tanto el enclave natural como la mano humana en este lugar son, literalmente, increíbles.